“A las mujeres nos hacen sentir que no podemos y que no tenemos derecho a decir ‘no’, al contrario, siempre tienes que acceder a todo para poder trabajar” 

Nelly Salas

Por: Jacqueline Hernández Hernández

Hace unas semanas, Corriente Alterna, compartió a través de sus notas las siguientes experiencias de mujeres periodistas, quienes tienen que enfrentarse día a día con las dificultades de la profesión y a los estragos de la pandemia de Covid-19.

Martha Izquierdo

Para iniciar, la periodista Martha Izquierdo, residente de Ixtepec donde cubre 42 municipios, prácticamente la zona completa del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. 

Marta es una mujer con diabetes, hipertensión y sobreviviente del cáncer desde hace 5 años; pero eso no la ha detenido para ser pro activa, trabaja para cuatro medios, entre ellos: Radio CentroNoticiero 97.7, además de una radio comunitaria que ella misma dirige. 

Cortesía: Martha Izquierdo

Pese a su arduo trabajo, las recompensas monetarias no son lo suficientemente satisfactorias, sus ingresos se encuentran entre cuatro mil y cinco mil pesos mensuales. Y todo se ha vuelto cada vez más difícil con la llegada del Covid-19.

“Yo me arriesgo, salgo a la calle, compro mis cubrebocas, ¡Un cubrebocas cuesta 95 pesos, el N-95!, ¿Cómo quieren que me proteja si me quieren pagar a 45 pesos la nota?”, le comenta a Corriente Alterna.

Por si no fuera poco, también tiene que lidiar con los peligros del oficio. En los primeros días de agosto, sufrió un ataque a su camioneta, desconocidos que siguen sin ser identificados arrojaron ácido a la parte delantera de su automóvil.

“(Fue) por estar diciendo que usaran cubrebocas –cuenta–. Recibía insultos, mensajes (en redes sociales) de que dejara de estar infundiendo miedo a la población. Lo único que buscaba era darles los pormenores de cómo cuidarse”, afirma.

Entre marzo y mayo de 2020, la organización Artículo 19 registró 120 agresiones contra periodistas mexicanos, especialmente amenazas de muerte e incluso fotografías de sus nombres escritos con balas. La mitad de estas en el contexto de sus coberturas fueron sobre la pandemia. 

990Cortesía: Martha Izquierdo

Olivia Ortiz

La periodista Olivia Ortiz desafortunadamente también se ha visto afectada por esta crisis sanitaria. Ella trabajó 19 años en el periódico Pueblo, en Chilpancingo, Guerrero, hasta el pasado marzo. Cuando se volvió parte del recorte laboral que la empresa realizó, debido a los problemas económicos derivados de la pandemia. 

Ortiz tenía pagos pendientes que el director del periódico, Gustavo Salazar Aldame se negó a pagar sin importarle que su ex-empleada había realizado una denuncia ante las autoridades laborales.

A falta de una grata resolución, Oliva decidió hacer una protesta afuera del periódico y fue de esa forma como logró que le pagaran lo que se le debía, pero hasta la última quincena de abril.

Sin embargo, la mala experiencia no la ha detenido y ahora Ortiz continúa ejerciendo su profesión de manera independiente. 

Aunque por los peligros del Covid-19 no sale a coberturas porque al cuidarse a ella también cuida a su hija. 

“Mi hija depende solamente de mí y tenemos colegiaturas (universitarias) pendientes”, le explicaba a Corriente Alterna. 

Huelga Notimex 

Como si no fuera poco sufrir las injusticias de la profesión, como las amenazas a la libertad de expresión o la mala remuneración económica. 

En medios oficiales también se han denunciado abusos laborales. Como la agencia Notimex que desde el 21 de febrero se encuentra en huelga. 

El Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (Sutnotimex) denunció que la nueva administración no respetó el contrato colectivo de trabajo, específicamente las cláusulas relacionadas con los salarios, además de que se registraron aproximadamente 245 despidos injustificados.

“El 70 u 80% de las personas en huelga somos mujeres”, relata Adriana Urrea, secretaria general de Sutnotimex.

La huelga ya va para más de seis meses y a pesar de la pandemia, las huelguistas siguen ocupando las instalaciones de la empresa sin quitar la vista de sus objetivos, aunque se han disminuido las guardias en algunos casos porque pertenecían al grupo de riesgo de contagio.

Nally Salas

Si de por si vivir sola este tipo de situaciones de injusticias es muy complicado, cuando hay dependientes económicos por ser cabezas de familia todo se torna más difícil. 

Nelly Salas es una fotoperiodista con una excelente trayectoria, la cual fue reconocida en 2019 por la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas. 

Pero Salas también es mamá y una mujer que tiene claro que en un mundo dominado por hombres las cosas no son sencillas para ellas. 

A las mujeres nos hacen sentir que no podemos y que no tenemos derecho a decir ‘no’, al contrario, siempre tienes que acceder a todo, para poder trabajar”, comentó Salas. 

Cuando la pandemia inició sabía que aunque ponía en riesgo su salud, ella no podía dejar de trabajar, tenía una hija que mantener, por eso mismo se compró con su dinero su equipo de protección sanitaria, ya que sabía que sus jefes no se iban a preocupar por ello.

Nosotros no paramos en ningún momento, me compré una careta, un cubrebocas con filtros, sanitizantes, gel antibacterial, alcohol isopropílico: eso fue de mi inversión, porque yo sabía que si yo no me cuidaba, no me iba a cuidar nadie”.

Pero sus esfuerzos por seguir cumpliendo con su trabajo no fueron valorados, Nelly Salas, periodista reconocida, fue despedida de Grupo Milenio, según le dijo la empresa, debido a problemas financieros. 

“Lo primero que se me vino a la cabeza fue mi hija, tengo crédito del Infonavit y la colegiatura.”

Por casos como estos muchas personas no logran entender el porqué dedicarse al periodismo, en su entrevista con Contra Corriente Martha Izquierdo responde a este enigma.

“Desde el primer momento en que quise ser periodista, aún a pesar de las agresiones, de haber tenido cáncer y de las amenazas, decidí estar aquí por pasión, amor y porque es lo que más me llena”. 

Es una lastima que no se valore lo suficiente a esta humilde labor, sin embargo la pasión de estas personas por su profesión y el servir al pueblo como periodistas es lo que las mueve para seguir trabajando con la frente en alto.  

Por si no lo sabías:

En 2019 La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) dio a conocer la clasificación mundial de la Libertad de Prensa en la que México es considerado como el territorio más peligroso de América para la prensa, al situarse en la posición 144 de 180 países analizados.

Escrito por Jacqueline Hernández Hernández

Mujer feminista con muchas ganas de contribuir al cambio. Estudiante de ciencias de la comunicación, colaboradora de Linotipia, entusiasta por la producción audiovisual. Jacquelinlinlin en Instagram Aymijacquesita en Twitter

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s