Categoría: Libraria

No te enamores (Dandy del Sur)

Son letales los amores que se aproximan al borde del continente, los que guardan viejas civilizaciones, los que arranca la muerte.

Estrías en el parabrisas

“Los sucesos te confunden. Sigues con la multitud sin conciencia de a dónde te diriges, el camino se divide. Una parte del grupo va hacia la protuberancia reseca y cafesosa. Las otras van de prisa, en busca de esa gran masa de agua azul para hidratarse”.

Las muertas narran II: Sí, fue tu culpa

“La alarma para iniciar tu día suena y abres tus ojos con pesar, suspiras y piensas en lo fastidioso que es ese sonido y desactivas tu celular. Te sientas en la orilla de tu cama con ojos somnolientos pensando en el largo camino que harás a la universidad. Todos en tu casa aún siguen dormidos a esa hora del día, entonces la pantalla de tu celular se enciende mostrando la llegada de un nuevo mensaje”…

Las muertas narran I: Último suspiro

Todo lo que piensas en ese último respiro es haber hecho las cosas diferentes; no arreglarte lo suficiente para ir a la escuela, no ser una joven dedicada, no haberle dicho a mamá que no sea paranoica y es porque “que la ciudad es un poco más insegura”.

Tres poemas de Jorge Alberto Rascón

El último trago

Ella se fue a navegar
en su barca de cruz de olvido,
cruz de amor, donde murió de hastío.

¡Ay dolor me volviste a dar!

Tres minificciones: Consortes Cómodos

Una joven mujer se había casado con el hombre rico del pueblo. Dedicó sus días a él, lavando sus ropas y preparando su cena. Perdonó sus traiciones y fue siempre fiel.

Asamblea

No se dijo en voz alta que nosotrxs somos / lxs que hemos vivido en familia y colegio / trabajo y cultura una continua expulsión…

Jueves

Bienvenido día delgado / en el que pasa tan poco / ya pasa bastante / sin que nada pase ..

El principio de Pascal de Askari Mateos: el atisbo ante la ferocidad

Askari retrata la nostalgia de ese hogar, el suyo, el mío, el de todos que es capaz de construirnos a través de experiencias cálidas, pero que también puede desmoronarnos si le place, si las circunstancias se prestan.

Desaparición de Alejandro López

Se fue el “Alex” para el Norte. El Norte se antojaba, y aún ahora se antoja, como algunos gustan decir, una panacea; algo que cura y resuelve todo.