Carpetas de investigación a manifestantes feministas: la cacería de brujas del siglo XXI

Carpetas de investigación a manifestantes feministas: la cacería de brujas del siglo XXI

Con información de Ariadna Lobo/ La Lista

El 8M del año pasado, una joven feminista y acompañante de víctimas de violencia de género de aproximadamente 27 años, fue acosada en su domicilio por una unidad de la Policía de la Ciudad de México. La patrulla llegó a estacionarse afuera de su domicilio y no se movió durante todo el 8 de marzo. La activista no pudo salir a marchar por temor a ser arrestada.

La Fiscalia General de Justicia de la Ciudad de México la tiene investigada desde noviembre del 2020 por actos supuestamente anarquistas: liderar el “Bloque Negro” (grupo conocido por ejercer acción directa en las manifestaciones), lesionar a policías y robo con violencia durante la movilización del 8M 2020. Ella no es la única acusada y acosada por las autoridades.

En una entrevista para La-Lista News, la joven comentó que la persecución política, criminalizacion de activistas y del movimiento feminista es una cacería de brujas. Las autoridades intimidan a las mujeres con abrirles carpeta si salen a las calles a marchar.

Días antes de la manifestación por el Día Internacional de la Mujer, la policía realizó un cateó al domicilio donde se encontraba otra de las mujeres investigadas. Según la Fiscalía, encontraron: nueve bombas molotov, cinco puntas y marros, seis petardos y 18 kilogramos de vegetal con características de cannabis. No hubo personas detenidas pero los objetos fueron asegurados por delito de portación y fabricación de “objetos para agredir”.

Cacería de anarcofeministas

La Fiscalía de la Ciudad de México mantiene una carpeta de investigación abierta de aproximadamente 12 mujeres en la suposición de que forman parte del grupo “anarcofeminista”.

Las autoridades señalan que a partir del 8 de marzo de 2020 identificaron a estos grupos de feministas con tendencias anarquistas que “convocan e invitan actos vandálicos para dañar instalaciones y realizar saqueos”.

Las acusaciones de la Fiscalía van desde lesiones por golpes hasta robo calificado y robo con violencia. De acuerdo al Código Penal de la CDMX, de ser condenadas, podrían ser remitidas de 3 a 10 años de prisión.

En la alcaldía de Cuauhtémoc en CDMX existen 41 carpetas de investigación abiertas desde 2020 por supuestos “hechos con apariencia de delito”, La-Lista tuvo acceso a la carpeta y asegura que las pruebas son fotografías de las jóvenes protestando o caminando, sólo en dos casos se ve a dos mujeres cerca de tiendas saqueadas. 

Un día antes del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer 2020 (Día Naranja, 25 de noviembre), las mujeres recibieron el primer citatorio, la investigación lleva más de un año. El último citatorio fue fechado para el pasado 2 de febrero; las comparecencias coinciden con las fechas en que se organizan movilizaciones feministas en el país.

Relatos de las supuestas “anarco-feministas”

La-Lista entrevistó a tres de las mujeres acusadas de actos anarquistas, a “L” la señalan como una de las líderes del “Bloque Negro”, sin embargo, ella arguementa que su lugar en la marcha es con las victimas de violencia. “L” comenzó su activismo después de atestiguar el robo de una menor y de sufrir el feminicidio de una tía que estaba embarazada. 

Explica que en el movimeinto feminista no hay líderes, ni siquiera entre las compañeras del llamado Bloque Negro. “L” asegura que ella es acompañante de víctimas y no se encapucha. 

Entre las evidencias de su carpeta de investigación figura una fotografía donde aparece en el templo de la Antimonumenta frente al Palacio de Bellas Artes. “Entre las que tenemos carpetas hay radicales, las que no son radicales y hay trans; todas estamos revueltas pero se nos acusa de ser feministas anarquistas”, señala “L”.

Otra joven de máximo 25 años también se encuentra acusada de anarquista junto a “L” pero dicen no conocerse. La Fiscalía la incorporó a la carpeta como integrante del Bloque Negro y la señala con una fotografía de una marcha el 8 de junio de 2020. “B” asegura que la fotografía es de una marcha distinta en otra fecha.

“B” reconoce asistir a las movilizaciones feministas portando carteles, los distintivos pañuelos verdes y morado; acompañada de sus amigas. Niega estar relacionada con algún grupo específico, como el Bloque.

De 22 años, “A”, se inició desde los 16 años en el movimiento feminista, dentro de la rama radical. Relata estar presente en las marchas en el Estado de México y protestar de manera accionaria; siendo una de las mujeres de la OKUPA, en las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos tomada el 4 de septiembre de 2020 por madres de víctimas de violencia de género.

“A” fue parte del Bloque Negro que custodiaba la OKUPA, se encapuchaba en las marchas para acompañar a las madres y víctimas, así como al grupo de Madres Buscadoras. Señala que ha resultado herida cuando hombres intentan incorporarse a los contingentes separatistas o cuando debe enfrentarse a los granaderos o policías que las encapsulan.

Todo comenzó en Facebook

La investigación comenzó cuando un perfil del Facebook de “Ana Pérez” aseguró haber sido invitada por grupos feministas a la marcha del 25 de noviembre por el Día Naranja, en la publicación nombra a las 12 mujeres investigadas.

En la publicación señalaba que le dijeron que en la marcha habrían bombas molotov, petardos, martillos, barras y tubos. “Todas son muy violentas, me dijeron que quieren que sea parte del grupo negro porque necesitaban que las apoyen”. Se tiene una captura de pantalla de la publicación y el perfil ya no existe.

Tras esta publicación, Lucero Jacqueline Ávila Zamora y Verónica Jazmín Ruiz Rodríguez, policías de investigación, levantaron la denuncia contra las 12 mujeres nombradas. 

La declaración de las denunciantes afirmaba que “Ana Pérez” recriminaba los beneficios de las líderes y que el 25N 2020 se llevaría a cabo la marcha con intenciones de disturbios y robos. Señalan que el 8 de marzo y 8 de junio de 2020 se llevaron a cabo dichos delitos. 

Criminalización y estigmatización del feminismo

La abogada feminista, Ana Velázquez, señala que las investigacion de las Fiscalía no se encuentran correctamente fundamentadas, ya que ser feminista o anarquista no constituye un delito en el Código Penal.

Estas investigaciones más allá de tener una justificación, están utilizando el derecho penal de manera selectiva para reprimir las manifestaciones a través del hostigamiento a las acusadas y mediáticamente, estigmatizando el movimiento feminista.

De acuerdo a Amnistía Internacional, el uso de la iconoclasia y la acción directa en marchas y manifestaciones -como rayar paredes, monumentos, romper cristales, lanzar brillantina- no son motivo para el uso de la fuerza policial ya que no representan un riesgo a la integridad de las personas. 

En 2020, La Era de las Mujeres realizó un análisis del uso de la fuerza policial y la acción directa en marchas feministas, de acuerdo a su informe: “las autoridades no puedes estigmatizar como violentos los actos de iconoclasia ya que las manifestantes están protegidas por el derecho de la libertad de expresión y protesta. 

Represión policial y mediática

En el año 2020 se registraron muchas protestas feministas alrededor del país, así como denuncias de violencia contras las manifestantes por parte de las autoridades. Se registraron casos de abuso policial y detenciones arbitrarias en: León, Guanajuato; Culiacán, Sinaloa; Ecatepec, Estado de México; Ciudad de México; Benitos Juarez, Quintana Roo y Tijuana, Baja California.

El 28 de septiembre, en la movilización por aborto libre, seguro y gratuito, la policía de la Ciudad de México encapsuló y gaseó a las manifestante. “L” estuvo presente en esa marcha y relata que sabía que iba a ser agredida, que las alcanzó el gas y que había mujeres de hasta 60 años en la protesta. 

La represión al movimiento no se ha dado solamente a través del cuerpo policiaco, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, se ha dado a la tarea de estigmatizar y desestimar el movimiento feminista en varias ocasiones.

En la conferencia mañanera del 29 de septiembre señaló que el movimiento feminista tenía solo dos años de vigencia y estaba enfocado en atacarlo a él y a su gobierno. Señaló que el verdadero feminista fue el de Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario, Carmen Serdán, Doña Rosario Ibarra de Piedra: “¿Cómo emcapuchadas? Esos son grupos conservadores” señaló en la conferencia.

A pesar de estos señalamientos e intentos de desprestigiar e intimidar a las feministas y el movimiento, este sigue cobrando fuerza y movilizándose por todo el país. 

.

Este contenido es publicado por LINOTIPIA con autorización expresa de La Lista Da clic aquí para ver la publicación con la información completa. Queda prohibida su reproducción.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.