Phidippus: la araña que salta y baila

Phidippus: la araña que salta y baila

Este género de arácnido ha sido muy poco estudiado en Baja California, es por ello que un grupo de investigadores de Ensenada y del Departamento de Biología de la Conservación del CICESE se encuentran analizando a esta especie.

Por: Melissa Zamudio del Palacio
Fotografías por: Edgar Lima

De la familia Salticidae, las arañas de tipo Phidippus cuentan con características muy particulares, entre ellas, pueden saltar hasta 40 veces su tamaño

Esta función les sirve para llegar de un lugar a otro y atrapar a presas como moscas, chinches, escarabajos y hormigas, aunque se sabe que algunas arañas pueden llegar a practicar el canibalismo.

Otra de sus características destacables es el tipo de danza que utilizan en el cortejo. Para atraer a la hembra, el macho salta de un lado a otro, dando la ilusión de un baile. También suelen enviar mensajes haciendo movimientos con sus patas.

Se creería que todas las arañas hacen telarañas, pero esta especie saltarina no, en cambio, cada que saltan sueltan una línea de seda desde su punto de inicio al punto final de su viaje.

Los sitios donde se han realizado búsquedas de estos arácnidos en Baja California son Valle de Guadalupe, Punta Colonet, San Quintín, Sierra de San Pedro Mártir y Santa Catarina, también se ha recorrido Punta Final y la carretera de Río Colorado.

“Cuando vamos al campo lo que hacemos es recolectar el mayor número posible de arañas. No conocemos bien sus hábitos todavía, pero buscamos en arbustos, debajo de las piedras, en el suelo o en árboles. Cuando vemos a una debemos actuar rápido y tomarlas para ponerlas en un frasco”, comentó la investigadora de CONACYT, Sara Ceccarelli.

Al atraparlas, lo primero que se hace es tomar fotografías para tener un registro de cómo lucen; posteriormente son llevadas al laboratorio donde se extrae una muestra de ADN que servirá para saber con precisión a qué especie pertenecen. 

Hasta la fecha se han identificado 4 tipos de especies de arañas en Baja California: Phidippus adumbratus, Phidippus nikites, Phidippus johnsoni y una especie no identificada, parecida a Phidippus johnsoni.

Las arañas saltarinas son una parte integral del ecosistema. Han estado en la península de Baja California desde hace algunos millones de años, han evolucionado junto a otras especies. Por ello, es importante estudiarlas y conservarlas”, agregó la Doctora.

Aunque por cultura se ha reproducido la idea de que las arañas son peligrosas, realmente sólo un número pequeño lo son. Es importante recordar que aquellas que son venenosas, no lastimarían al ser humano por el simple hecho de hacerlo, pues el costo energético al morder es alto y no lo gastarían en nadie mas que en sus presas.

Todos podemos contribuir a la investigación de esta especie, ya que el CICESE invita a la población a buscarla en nuestros patios y macetas. 

También existen proyectos de ciencia ciudadana como la aplicación Naturalista donde puedes registrar distintas especies de animales, plantas e insectos ( www.naturalista.mx/ ). 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *