Delirios cuarentenescos

Delirios cuarentenescos

Por Alessandra Sarmiento

—¿Qué pasa?

—Pasa todo y nada al mismo tiempo. He convivido tanto tiempo conmigo mismo que creo que me estoy volviendo cuerdo. Esa es la verdad de mi mentira.

—¿Por qué?

—¡¿Por qué?! ¡Para qué! Y no, para nada, por si te lo preguntabas.

—Sí me lo pregun…

—No interrumpas, maleducada. Prosigo. Tiene sentido el sinsentido, y eso me provoca encontrarle un nuevo sentido.

—Ah, ya veo.

—¡No! No ves, porque no posees ojos.

—Bueno, no, pero…

—¡Chst! No interrumpas, maleducada. Prosigo. Hoy en la mañana me levanté de la cama como de costumbre, pero resultó que la mañana era la tarde: eso quiere decir que no fue como de costumbre.

—Pues sí, supongo.

—¡Basta! No interrumpas, maleducada. Prosigo. Fue en una tierna y hermosa primavera cuando caí preso…

—Espera, ¿estuviste en la cárcel?

—¡Carajo! No interrumpas, maleducada. Prosigo. Caí preso de unos bellísimos ojos que me endulzaron el paladar con tan dulce miel que adornaba su iris.

—¿No crees que suene raro lo de los ojos? Digo, la antropofagia ya no está bien vista.

—¡Maldita sea! No interrumpas, maleducada. Prosigo. No puedo creer que no conozcas de una buena metáfora.

—En estos tiempos eso es basura, es más interesante si lo piensas de manera literal.

—Me encantaría que me importara, pero confío en tus habilidades deductivas. Bien, ahora prosigo antes de que tú, maleducada, interrumpas. Estaba en medio del bosque cuando, de pronto, hacia lo lejos vi que se acercaban unas majestuosas y mortíferas olas, cuando de pronto…

—¿Es en serio? ¿Un tsunami en medio del bosque?

—PROSIGO.

—¿Sabes qué, Rodrigo? No puedes ponerte a pelear conmigo de esta manera. Porque yo…

—Era un verano caluroso, a mis 26, cuando…

—Vete al carajo.

Rodrigo arruga la hoja de papel y la arroja al suelo, pues no había podido escribir ni un mísero garabato en aquel desierto blanco.

.

Alessandra Sarmiento
Soy estudiante de la carrera Lengua y Literatura de Hispanoamérica en UABC. Escritora en proceso y soñadora de tiempo completo. Pueden encontrar algunos de mis escritos en el instagram @alessa_sar

2 Comments

  • Hola Alejandra, mi escritora en ciernes.
    Leí tu cuento. Es un cuento loko de la lokura lokuas, que loco, no?.
    Te felicito y te animo a que tu pluma y plumin nunca dejen de plasmar kilómetros de tinta.
    Con gran cariño.
    Mr Franco

  • Tiene tú marca personal, es lo mejor de todo.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.