Los rostros del fantasma de la ópera

Los rostros del fantasma de la ópera

por Andrea Espinoza P.

Es muy conocida la trágica historia del fantasma de la ópera: un hombre desfigurado y marcado por el desprecio del mundo, quien se enamora desesperadamente de una hermosa joven soprano que -para su desdicha- ya ha entregado su corazón a otro hombre. 

Esta historia ha evolucionado con el pasar de los años, partiendo de un relato de ficción periodística hasta convertirse en una de las obras de teatro musical más famosas de la historia. 

El autor

Su autor original es el periodista y escritor francés Gaston Leroux, nacido en París, Francia en 1868. Estudió leyes y ejerció por pocos años antes de abandonar su profesión para convertirse en uno de los periodistas más ilustres de su época. 

Trabajando para los periódicos Echó de Paris y Le Matin cubrió sucesos históricos importantes como la expedición sueca a la Antártica y la revolución rusa.

Aún como periodista, Leroux se convirtió en pionero del género de misterio e investigación policiaca. Entre sus obras más conocidas -además del Fantasma de la Ópera- se encuentran novelas como El Misterio del Cuarto Amarillo y Chéri-Bibi.

La trama

La historia se sitúa en Francia a finales del Siglo XIX, en el teatro de L´Opera Populaire, donde una criatura conocida como El Fantasma de la Ópera aterroriza a bailarines y espectadores, al mismo tiempo que extorsiona a los directores de la compañía teatral. 

Siempre motivado por su retorcido amor hacia Christine Daaé, una joven soprano a quien ha dado lecciones de canto, comete actos atroces en un intento por conocer el amor que nunca le fue dado. 

Daaé comparte un romance con el joven Raoul, vizconde de Chagny y mecenas (patrocinador) del teatro. Con la misma desesperación, Raoul trata de proteger a Christine del Fantasma, poniendo en riesgo su propia vida y reputación. 

Las historias

El fantasma de la Ópera comenzó como un folletín seriado publicado en el periodico Le Gaulois de París en 1909. Cautivó a la ciudad entera con un estilo narrativo de misterio y horror periodístico. 

Al finalizar el folletín se publicó la novela en 1910, convirtiéndose en uno de los éxitos más conocidos de Gaston Leroux. Se han elaborado varias ediciones desde entonces. 

En 1925 se adaptó al cine mudo, protagonizada por el hombre de las mil caras, Lon Chaney (El Fantasma), junto Mary Filbin (Christine) y Norman Kerry (Raoul). Se estrenó cuando Leroux aún vivía. 

LECTURA RECOMENDADA -> FICUNAM se disfrutará desde la virtualidad

Debido a problemas en la producción, la película fue editada varias veces, por lo que existen dos finales: el primero, del director Rupert Julian, muestra la redención de un monstruo; el segundo, de Edward Sedgwick, presenta el fin de un villano sin corazón. 

En 1980, el coreógrafo y bailarín Roland Petit, convirtió la trágica historia en un ballet de 2 actos y 12 cuadros. Participaron como protagonistas los bailarines Patrick Dupond, Dominique Khalfouni y Peter Schaufuss. 

Existen múltiples adaptaciones al teatro; sin embargo, la más relevante es la de 1986, creada por el famoso director y compositor Andrew Lloyd Weber. Es aquí donde vemos a un fantasma pasional, marcado por las heridas de su pasado que no le permiten diferenciar entre amar y poseer. 

La adaptación de Lloyd ha generado piezas musicales atemporales, tales como Think of Me, Music of the Night y All I ask of You. En conjunto con los diseños de coreografía, el vestuario y la escenografía, se ha premiado a la producción con diversos galardones.

En el 2019 la producción celebró su 33° aniversario en el escenario, antes del inicio de la pandemia por COVID-19, convirtiéndose en el musical más duradero de la historia.

Como adaptación a la pantalla chica se creó The Phantom of the Opera, una serie de televisión de dos partes producida por NBC en 1990. La protagonizaron Charles Dance (El Fantasma) y Teri Polo (Christine).

La última película con la historia del fantasma es de 2004, dirigida por Joel Schumacher, basándose en el musical de 1986. Titulada con el mismo nombre y protagonizada por Gerard Butler (El Fantasma), Emmy Rossum (Christine) y Patrick Wilson (Raoul). 

Andrew Lloyd Weber creó una secuela de su propia versión: Love Never Dies (2010). Los personajes principales, interpretados por Sierra Boggess y Ramin Karimloo, se reencuentran en Nueva York diez años después de la trama original.

En 2013 se publicó un cómic de dos tomos titulado Le Fantôme de l’Opéra, creado e ilustrado por el historietista Christophe Gaultier, con el coloreado de Marie Galopin y la traducción de Olalla García. 

Numerosas novelas han retomado la historia del fantasma, tales como la biografía escrita por Susan Key Phantom (1990), o la novela juvenil de Sandra Andrés Belenguer El Violín Negro (2009). 

La figura de El fantasma posee múltiples caras: angel, padre, amigo o villano, además de asesino y víctima, todas presentes en los libros, obras teatrales, comics y series que revisitan este personaje. 

Cada historia sobre el fantasma de la ópera es un reflejo de su época, además de una muestra de cómo la crueldad humana y el rechazo a los incomprendido siguen vigentes en la sociedad actual. Sin embargo, también demuestra que el amor sincero puede conmover hasta al ser más lastimado. 

Si te interesa conocer -o redescubrir- una historia de amor agridulce (llena de misterios, intrigas y lágrimas), visita alguna de las historias del fantasma que vive dentro de tu mente una vez que aparece. 

  

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.