Fatal desliz

Fatal desliz

Por Regina Alonso

El jamón, los aguacates, el pollo, ¿Te falta algo? No. A ver ¿Por qué te enojas chiquita?… Te estoy hablando. Me habías dicho que ya no vivías en casa de tu vieja. No vivo ahí, solo fui a ver a mi chamaquita pues. ¿Pero qué le ves a la pinche mocosa esa? Pues es mi’ja mi vida, entiéndeme pues. Yo soy tu reinita, tu única reinita ¿entiendes? Sí, mi cielo, ándale ya, súbete al carro hombre, ahorita nos vamos a pasear, traigo harto dinero mire, y no/más pa’usté

— Ahora si ya te cargó la verga…

Él derramando la salsa del pato, ella la mermelada de arándano…

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *