Todo en la nada

Tus ojos perdidos en un punto de ningún lado me cautivan. Tus dedos largos y finos me recorren como choques eléctricos.

 

Por Osmar Zárate

 

Todo en la nada

Tus ojos perdidos en un punto de ningún lado me cautivan.
Tus dedos largos y finos me recorren como choques eléctricos.
Tu aroma a hierro emboba mis sentidos.
Me encanta cuando con tus labios carnosos al tacto sienten la pérdida de calor
y tu silencio sepulcral nunca niega mi amor.

 

 

Osmar Zárate es estudiante de la Licenciatura en Lengua y Literatura de Hispanoamérica en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Baja California.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas
Leer Más

Máscaras y cueritos en el pancracio

"Respetable publico, ¡lucharááán!... a dos de tres caídas, sin límite de tiempo. En esta esquina, conocido como el kamikaze del ring, Stuka... JR, el joven gladiador ¡Titán! Y el niño maravilla de la lucha libre, el campeón de peso ligero, ¡Dragon Lee! En la otra esquina, en el bando de los Ruuudos, está el guerrero lagunero, Últimoo Guerrero, en compañía del soberano de la maldad, ¡Euforia! Y ante la incógnita del destino llega, ¡Niebla Roooja!".