Variante Ómicron: ¿Qué se sabe hasta ahora?

Variante Ómicron: ¿Qué se sabe hasta ahora?

A lo largo de la pandemia causada por el SARS-COV-2 han aparecido mutaciones del virus primario: beta, delta y recientemente, la ómicron; que puso en alerta a los gobiernos e instituciones de salud internacionales.

El pasado 26 de noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que la variante B.1.1529, ahora denominada “Ómicron”, era de interés. Esto por las múltiples mutaciones que presenta el virus y lo que estas provocan para la propagación o gravedad de la enfermedad.

El primer caso se dio en Sudáfrica, después se extendió hacia Europa y finalmente llegó a América, en México con un caso confirmado. En el epicentro, Sudáfrica, la ómicron ya es la forma determinante del virus.

Sin embargo, su clasificación de interés no representa necesariamente malas noticias. Los últimos estudios epidemiológicos han demostrado que sí parece tener índices más elevados de transmisibilidad, dado que en el país de detección han aumentado los casos. 

No provoca enfermedad más grave: OMS

No obstante, la mayor transmisibilidad no representa mayor peligro. La OMS informó este martes que no hay indicios de que la nueva variante provoque cuadros más graves de COVID. Además, tampoco hay razón para dudar que las vacunas actuales ofrecen un cierto grado de protección.

El epidemiólogo principal de Estados Unidos, Anthony Fauci, en una rueda de prensa, ha afirmado que incluso la variante omicron podría causar una enfermedad “menos grave” de acuerdo a los resultados preliminares.

También aseguró que esta información debe ser tomada con cautela, ya que los datos certeros se podrán conocer en un par de semanas.

Afirmó también que los mayores índices de transmisibilidad podrían favorecer la reinfección en personas que ya habían enfermado de COVID con beta o delta.

Tras la aparición de esta variante, los científicos observan que puede haber una “batalla” por terreno entre la ahora dominante y poco más grave, delta contra la más transmisible y menos grave ómicron.

Con estos datos, gobiernos, médicos y comunidades científicas recomiendan seguir utilizando el cubrebocas, un lavado de manos continuo y evitar lugares cerrados y concurridos

También lee:

Rosa Icela, yo tengo otros datos

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.