Debanhi: el caso de una de tantas desaparecidas en México

Debanhi: el caso de una de tantas desaparecidas en México

Este jueves la Fiscalía General de Nuevo León (FGNL), reportó que encontraron un cuerpo sin vida dentro de una cisterna de agua. El predio donde está localizada pertenece al Hotel Nueva Castilla, ubicado cerca del último lugar donde se vio a Debanhi Escobar.

Por la descomposición del cuerpo, la FGNL no pudo identificar su identidad de inmediato. 

A la par del hallazgo, Mario Escobar, padre de la joven, reclamó el hecho de que supuestamente ese hotel había sido cateado como parte de la búsqueda.

Horas después, «mi hija está muerta, y no sé qué hacer», dijo el padre ante medios de comunicación, confirmando que el cuerpo encontrado en la cisterna es el de su hija.

Mario aseguró hace días a los medios que la Fiscalía tiene videos del taxista acosando a la joven, por eso ella bajó del vehículo.

Hace 12 días que Debanhi Escobar era buscada por su familia. La última vez que se supo de ella con vida, estaba en un camellón de la carretera a Laredo, un taxista le tomó una foto. 

Autoridades obtuvieron un video posterior a la foto, en donde se ve a Debanhi entrar a las instalaciones de una empresa de transporte de carga.

El predio de dicha empresa fue cateada por las autoridades; no encontraron nada, aunque el padre de Debanhi aseguró que existen grabaciones desaparecidas de esa noche. La FGNL aseguró que se está analizando esa situación.

La joven desapareció después de asistir a una fiesta en una quinta con sus amigas. Las acompañantes llegaron a casa y testificaron que enviaron a un taxista de confianza a recoger a Debahni, quien les envió la foto que circuló en redes; después de eso, no se supo de ella.

Debanhi fue una de las 199 personas desaparecidas en Nuevo León que reportó Marcela Nochebuena en su reportaje “199 personas desaparecidas en Nuevo León en lo que va de 2022, muestra de una crisis que ha crecido durante 10 años” publicado en Animal Político el 18 de abril.

La búsqueda por la joven regia se extendió por todo el norte del país, cuatro fiscalías se unieron: Coahuila, Durango, Tamaulipas y Baja California.

Hoy la encontraron muerta en una cisterna de un predio que ya había sido revisado por las autoridades, según dijo el padre a los medios de comunicación.

“No llegamos al resultado que el corazón de mi esposa y el mío pedía, quería, exigía; mi hija está muerta y no sé qué hacer. Estoy molesto porque me equivoqué, creí en la Fiscalía”, dijo Mario Escobar, con el semblante serio, la voz quebrada a ratos y los ojos apachurrados detrás de unos lentes de vidrio amarillo. 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.