Jóvenes desempleados

Jóvenes desempleados

“Un análisis publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)  informa que en total, 178 millones de jóvenes trabajadores de todo el mundo laboran en los sectores más afectados al surgir la crisis”.

A FONDO

Jóvenes desempleados

Por  Mireya López

Mariana es recién egresada de la carrera de Administración por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con 23 años encontró un puesto como becaria en el área administrativa en una empresa hotelera en la Ciudad de México.

Sin embargo sólo duró dos meses laborando, la pandemia por Covid 19 afectó su estancia y la falta de ingresos se vio reflejado en su sueldo. Ella, como muchos otros, pertenece a uno de cada seis jóvenes trabajadores que se vieron afectados por la contingencia.

Un análisis publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)  informa que en total, 178 millones de jóvenes trabajadores de todo el mundo laboran en los sectores más afectados al surgir la crisis. Casi el 77% de la juventud a nivel mundial (328 millones) tenía un empleo en el sector informal, frente al 60% de los adultos trabajadores (de 25 años, o más), aproximadamente.

Asimismo, la educación y la formación técnica profesional, como la capacitación en el puesto de trabajo se han visto afectadas de forma muy adversa. Por ello, la realización de estas actividades se ha tenido que impartir a distancia, en línea. Solo una pequeña parte de los países de escasos recursos ha llevado a cabo esa transición.

Mariana ha tenido cuatro entrevistas de trabajo a través de Zoom y la oferta económica va desde los 6 mil pesos hasta los 14 mil pesos. Actualmente obtiene dinero por medio de encargos pequeños que le piden sus vecinos.

Valdría la pena recalcar tres puntos sustanciales de dicho informe:

  1. La interrupción de las actividades educativas y de formación, que podría mermar las oportunidades en los jóvenes e ingresos profesionales en el futuro.
  1. La pérdida de empleos y cierre de empresas, incluidas las de reciente creación, también reduce los ingresos y el empleo (que pone en riesgo los derechos laborales). Al igual, las condiciones de contratación serán muy poco favorecedoras, pero se verán en el apuro de tomarlas, pues tendrán que combatir otras obligaciones personales y familiares.
  1. El surgimiento de mayores dificultades para encontrar trabajo, reincorporarse al mercado laboral y tratar de encontrar un mejor empleo; por ello urge que se implementen garantías de empleo eficaces con incentivos de recuperación.

De rapidín

En México un millón 976 mil 60 personas no tuvieron empleo durante los primeros tres meses de 2020, previo a la crisis por Covid-19, de acuerdo al INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía). Sólo para darnos una idea.

Foto: https://bit.ly/2MxMTVt

.

Mireya López: Periodista. Nací en 1994 en la Ciudad de México, desde que recuerdo tengo el gusto por las historias, escribirlas y perseguirlas. Me gusta escribir y leer de ciudad, cultura y política. Hace un tiempo tengo marcada la frase de Leila Guerriero: “Escribir es como correr una maratón: es horrible pero necesitas terminar”.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *