Todo lo que duele

Ahora, todo lo que duele tiene nombre: achaques de la edad, dolor post-marital, dolor pre-marital, cansancio de trabajo.

Por  Andrea Latham

ahora,
        todo lo que duele tiene nombre:
achaques de la edad,
dolor post-marital,
dolor pre-marital,
cansancio del trabajo,
moretones por falta de hierro
y rasguños por falta de sueño.

ahora,
        todo lo que duele tiene nombre,
        definición, significado científico.  


Lo que me duele, susurra nombres,
acaricia mi cuello cuando estoy cansada,
cambia, se petrifica, duerme de 3 a 12
durante los días feriados.
Toma pastillas todos los días,
siente que con ellas no puede escribir poesía.
Se vuelve vegano, se convierte al judaísmo,
se reconvierte al cristianismo, se siente culpable,
se une a las fuerzas revolucionarias,
aprende a hacer carteles y bombas molotov
que casi siempre huelen a libertad.

ahora,
        todo lo que duele tiene nombre,
        pero no puedo pronunciarlo.
         

 


ORGASMO

El mayor orgasmo es el acto de nacer.

Hay mujeres que nunca han sentido nada,
y colocan los dedos entre las piernas,
de noche, a oscuras,
pero no tienen idea de qué hacer con ellos,
así que lloran para sentirse mojadas.

 

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones Relacionadas
Leer Más

No sirvió de nada

Vero sentada en tu pierna no deja de pasar sus deditos ensalivados por tu cara, hasta que alguna cosa en el suelo la distrae y la bajas para que lo tome. En tu pantalón queda dibujado un círculo de orina.
Leer Más

Máscaras y cueritos en el pancracio

"Respetable publico, ¡lucharááán!... a dos de tres caídas, sin límite de tiempo. En esta esquina, conocido como el kamikaze del ring, Stuka... JR, el joven gladiador ¡Titán! Y el niño maravilla de la lucha libre, el campeón de peso ligero, ¡Dragon Lee! En la otra esquina, en el bando de los Ruuudos, está el guerrero lagunero, Últimoo Guerrero, en compañía del soberano de la maldad, ¡Euforia! Y ante la incógnita del destino llega, ¡Niebla Roooja!".