Cuando la Rumorosa calla: el cine independiente entre Massachusetts y Tijuana

Cuando la Rumorosa calla: el cine independiente entre Massachusetts y Tijuana

“Me demoré casi 10 años en hacer la película, 5 días en grabarla y un año en editarla”.

Patricia Montoya

Por: Jacqueline Hernández Hernández

Patricia Montoya

La colombiana-estadounidense Patricia Montoya Filmmaker nos platicó junto al productor tijuanense Santiago Madera sobre su más reciente cortometraje Cuando la Rumorosa Calla. Este es un proyecto feminista que relata la historia de Lucía Octavio, una mujer que despierta desnuda en un autobús vacío junto a sus atacantes.

Surge como una combinación entre teatro experimental y una narrativa musical muy armoniosa. El corto se sitúa en La Rumorosa, lugar en el que la directora tuvo una travesía hace algunos años. 

Está basada en la obra de teatro El lobizón de tras la sierra de la escritora Gilda Bona, donde se destaca el enriquecedor diálogo que se presenta en el escenario.

Así mismo, Patricia rescata la pregunta del documental de la chicana Lourdes Portillo, Señorita Extraviada: ¿Qué sucedió con las víctimas? donde la respuesta es desgarradora, “solamente quedan los huesos”.

Santiago Madera

De esa forma fue como gracias a mujeres fuertes y valientes, se tomó la inspiración necesaria para llevar a escena un libreto que se escribió en entre 2011 y 2012.

Originalmente tenían una visión a cuadro un tanto agresiva – mencionaba Santiago- pero se hicieron los cambios necesarios y pertinentes a través de un proceso tanto complicado como extenuante, obteniendo un resultado satisfactorio para todo el crew. 

Lo que antes fueron obstáculos ahora son buenos recuerdos; a pesar de las adversidades, al final tuvieron 5 días llenos de risas y un poco de cerveza. 

Detrás de cámaras

La clave fue la confianza que el productor tuvo en el cortometraje, al igual que la flexibilidad que Montoya otorgó a Madera durante todo el proceso. Ambas partes desean seguir trabajando en proyectos futuros .

El trabajo se declaró como un producto en equipo, por la significativa intuición e iniciativa que tuvo cada miembro,  dando como resultado lo que hoy se llamar Cuando la Rumorosa calla.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *