Rompan todo: el “y tú, ¿qué vas a saber del rock?” de Netflix

Rompan todo: el “y tú, ¿qué vas a saber del rock?” de Netflix

La serie documental de Netflix, Rompan todo: la historia del rock en América Latina consta de seis episodios en los que, a modo de diálogos entrecortados y frases al aire, exponentes del rock (en su mayoría hombres) narran la evolución del género en el territorio.

A partir de los años 50 y con la influencia de los pioneros del rock n’ roll como Elvis Presley o los transgresores Beatles, el rock llega al continente americano como una nueva manera de expresión y una contracultura para los rebeldes.

Fotograma de Rompan todo
Fotograma de Rompan todo

“Sexo, drogas y rock n’ roll”, “la puta libertad”, “el rock es… otro mundo”. Enuncian miembros de las bandas más reconocidas del rock en español. “Tenía que llegar acá y denotar que estaba hecho acá… por gente de acá”, así que dejaron de hacer covers y comenzaron a tocar rock en español.

No solo trata el avance de la música, sino que toma un tinte político enumerando eventos donde se presentó por primera vez la censura y represión autoritaria hacia el rock, como es el caso de Avándaro (el Woodstock mexicano), tras la consigna del público “tenemos el poder”, cuando aún estaba abierta la herida de La Matanza de Tlatelolco.

LECTURA RECOMENDADA -> Death to 2020: la realidad supera a la ficción

Fotograma de Rompan todo
Fotograma de Rompan todo

Además de las dictaduras en Argentina o Chile, donde hacer música que hablaba del contexto sociopolítico era un pase directo a amenazas y silenciamientos que llevaron a los músicos al exilio.

La serie es un constante vaivén entre los sucesos sociales de los principales países latinoamericanos (México, Argentina) y los testimonios de los miembros de las bandas más conocidas: Maná, Café Tacvba, Botellita de Jerez, Los violadores, Aterciopelados, Fobia, El Tri y Soda Stereo (quienes tuvieron mención especial).

Fotograma de Rompan todo
Fotograma de Rompan todo

Protagonizar con estos personajes, sus bandas y estos países específicos, mantiene la hegemonía del género. No se exploran propuestas subversivas ni se rescata lo desconocido, se destaca lo ya destacado.

Una de las fallas de la serie es justo esto: no innovar, no descubrir ni sorprender. Es meramente un trabajo de recopilación histórica con los momentos más populares y alcanzables narrados por los artistas más representativos.

En redes sociales se desató un debate sobre la omisión de la escena musical de otros países como Colombia, Perú, Brasil, Bolivia o Venezuela, como si el rock no hubiera llegado allá.

Otra de las ausencias en el documental fueron las mujeres del rock. Claro, aparecen en escasos minutos conformantes de algunas bandas, Viudas e Hijas del Roque Enroll, Julieta Venegas y Mon Laferte (sería el colmo no incluir a estas últimas). 

Sin embargo, sus apariciones y la visibilidad que se le otorga al trabajo de las músicas es más por cumplir con la agenda, para no quedar mal. En realidad no hay un especial énfasis o mínimo, igualdad de tiempo en pantalla que la de los músicos.

Esta deficiencia busca remediarse con escasos minutos en el último capítulo, dándoles “un espacio” a las mujeres del rock, pero solo rapidito, ya para terminar. Un collage apresurado para que no parezca que no las tomaron en cuenta.

Rompan todo prometía rescatar “la historia del rock en América Latina”, pero el título le queda corto. Solo repite lo que ya conocemos, con las bandas más populares, los éxitos principales y centrado en Argentina y México. Es material nostálgico, pero no muestra nada que no sepamos ya.

1 Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *