Death to 2020: la realidad supera a la ficción

Death to 2020: la realidad supera a la ficción

Netflix presenta un cierre de año con el mockumentary o falso documental Death to 2020 (Muerte al 2020); escrito, producido y dirigido por Charlie Brooker, creador de la serie distópica de ciencia ficción Black Mirror

Death to 2020 se presenta como un falso documental de este catastrófico año, aunque la realidad tiene la capacidad de superar a la ficción. Parece que la serie de eventos retratados son simplemente parte de un guión retorcido, sin embargo no lo son.

Con un cast conformado por los queridos de Hollywood: Samuel L. Jackson, Hugh Grant, Cristin Milioti y Lisa Kudrow.

El mockumentary satiriza a distintos arquetipos sociales y su papel en los distintos fenómenos ambientales, políticos, sociales y de salud a lo largo de los meses del 2020.

Poster Death to 2020
Poster Death to 2020

El periodista crítico/activista, el joven que vive del internet, la ama de casa burguesa, la política condescendiente, el historiador conservador y hasta la reina Isabel son parte de los personajes que se encargan de narrar y contar su experiencia con los sucesos más impactantes del año. 

LECTURA RECOMENDADA -> Soul: la respuesta al propósito de la vida

El falso documental narra en orden cronológico los sucesos ocurridos en el año: los incendios en Australia en enero, la aparición del coronavirus en Wuhan, los primeros contagios mediáticos, la cuarentena en el mundo, las manifestaciones del movimiento #BlackLivesMatter en Estados Unidos, la campaña electoral Trump vs Biden, y la llegada de la vacuna, para cerrar con broche de oro.

Fotograma de Death to 2020
Fotograma de Death to 2020

A pesar de tener una premisa cómica, Death to 2020 es parcialmente ficticio. Los eventos y las imágenes presentadas son reales, los comentaristas en realidad no existen pero su ideología y manera de interpretar los hechos representa a sectores importantes de la sociedad.

Hay un discurso crítico importante sobre temas relevantes: el cambio climático y el egoísmo de los grandes empresarios, la represión policial y la impunidad, el mal ejemplo de los líderes políticos respecto al tratamiento de la pandemia, la desinformación en redes sociales y los estragos psicoemocionales del confinamiento.  

Charlie Brooker propone una perspectiva paródica respecto a los sucesos del catastrófico 2020. Una manera de ver todo como algo ya pasado, ajeno y divertido. Una alternativa para aligerar el peso de un año que pareció el fin del mundo.

1 Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *