El asesinato de José Eduardo en manos de la policía de Mérida

El asesinato de José Eduardo en manos de la policía de Mérida

El pasado 21 de julio en el Centro Histórico de Mérida, José Eduardo “Güero” Ravelo Echeverria de 23 años fue detenido arbitrariamente por elementos policiacos quienes procedieron a golpearlo, esposarlo y llevárselo en la parte trasera de la patrulla donde luego, lo violaron y torturaron.

José caminaba por el parque de San Juan entre las 10:00 y 11:00 am, se dirigía a una entrevista de trabajo cuando entre cuatro y cinco elementos de la policía lo detuvieron por “apariencia sospechosa”.

El 24 de julio, días después de la agresión, la madre del joven, María Ravelo Echeverria, viajó a Mérida para denunciar el hecho ante la Fiscalía General del Estado. La madre declaró que José llevaba apenas unos meses viviendo en Mérida, cuando llegó, lo encontró vomitando sangre, con dificultad para respirar y moverse.

Los peritos de la FGE encontraron rastros de de agresión y violación, además tenía un pulmón perforado por lo que tuvo que ser intubado. El mismo día de la denuncia, el joven fue hospitalizado, donde la madre asegura que el doctor en turno cuestionaba la orientación sexual de José. El Joven falleció el 3 de agosto debido a los daños que recibió de parte de las autoridades.

Impunidad y más violencia policial

El 2 de agosto, Jesús Enrique H.H, uno de los oficiales implicados en la detención, agresión y violación de José Eduardo, fue premiado por Renán Barrera, alcalde de Mérida, por “desempeño y rápida intervención” tras la detención de los feminicidas de Teresa Vega Cuéllar.

El sábado 7 de agosto, Mauricio Vila, gobernador de Yucatán, anunció que los cuatro policías municipales presuntamente responsables de la agresión y posterior muerte de José, ya habían sido capturados. Aseguró también que “se aplicaría la ley hasta las últimas consecuencias”.

Renán Barrera, presidente municipal de Mérida, lanzó un comunicado donde lamentó los hechos y aseguró que es un “caso aislado” que será investigado y atendido a la brevedad.

En un comunicado lanzado por la Fiscalía de Yucatán, los policías fueron acusados por: homicidio calificado comentado en pandilla, violación y tortura agravada. El caso ha sido activamente mencionado en redes sociales, el colectivo Yaaj México, encargado de promover y proteger los Derechos Humanos LGBT+ lanzó un comunicado donde exigen #JusticiaParaJoseEduardo.

También en redes sociales ha resonado que el asesinato de José Eduardo no es un caso aislado, ya que en Yucatán prevalecen las detenciones arbitrarias, casos de tortura y abuso sexual, además de uso excesivo de la fuerza por parte de elementos policiacos. De acuerdo a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY) de 2018 a 2020, 22 personas murieron estando bajo custodia policial.

LECTURA RECOMENDADA:
Baja California activa alerta de género: violencia feminicida a la alza

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *