El corto tijuanense Transitar llega a Dulcísimo Ovario

El corto tijuanense Transitar llega a Dulcísimo Ovario

“Con la práctica desarrollas tu estilo y te vas encontrando cinematográficamente hablando”

Sandra Muñoz

Por: Christian Sepúlveda

Dulcísimo Ovario es un festival de video y cine femenino que inició hace 4 años. Donde se abren las puertas a las mujeres que deseen mostrar su talento en la realización de proyectos audiovisuales y expresar su punto de vista acerca de diversas situaciones que suceden en el país. Así como luchar por sus derechos y ser un catalizador para que el trabajo de más cineastas femeninas sea conocido y valorado.

En esta cuarta edición se encuentra seleccionado el documental titulado Transitar, dirigido por dos jóvenes tijuanenses de la Universidad Autónoma de Baja California: Sandra Muñoz y Alejandro Aldán; quienes nos comparten mediante una entrevista para LINOTIPIA un poco de su experiencia realizando este proyecto en el que se muestra una realidad que se vive día a día en México: la migración.

La idea de este documental surgió debido a que ambos jóvenes vieron un anuncio del rally de cortometrajes en la facultad de humanidades. Y ellos, junto con sus amigos, decidieron crear su equipo de grabación y tomaron la decisión de crear algo relacionado a la migración, idea de donde partieron para realizar Transitar

En cuanto a la idea, las dos mujeres que aparecen en el documental son amigas mías, durante muchos años había escuchado sus anécdotas. Me parecían interesantes e importantes. Deseaba poder tener un registro de la historia de dos mujeres a las cuales amo y me conforman, fue por esa razón que propuse contar esa historia en el documental” expresó Alejandro

¿Qué fue lo más emocionante durante el proceso?

Sandra: Para mí fue el poder hacer por primera vez una aproximación más seria al cine, así como tener completa libertad de poder experimentar con la imagen y el sonido en la edición, que quedará plasmada la idea de que hay otras formas de hacer y trabajar el cine. Además fue muy bonito haber trabajado con mis amigxs.

Alejandro: El tener ese primer acercamiento al cine. Habíamos realizado productos audiovisuales para clases universitarias, pero es completamente distinto el hacerlo por cuenta propia, sientes una responsabilidad personal de esforzarse por contar la historia de forma digna y que sea lo más fiel que se pueda a cómo se encuentra en tu mente. A eso le agrego lo emocionante que es realizarlo con amigxs, lxs cuales están prestando su esfuerzo, tiempo y recursos, entonces de alguna forma también existe esa responsabilidad con todo el equipo.

¿Y lo más complicado?

Sandra: Resolver el cómo íbamos a plasmar en imagen la historia. El día que llegamos a grabar traíamos cierta idea de las tomas que queríamos pero las protagonistas nos pidieron que no saliera ni su nombre ni su rostro. Entonces fue pensar cómo resolverlo en el momento e intentar lograr sacar el mayor material posible de lo que teníamos ahí para tener con qué jugar al momento de la edición. Y creo que esto es muy notorio por momentos durante el documental; sin embargo quedé muy contenta con el resultado final.

Alejandro: Encontrar la forma de contar la historia de forma visual a causa del tiempo con el que disponíamos para entregarlo y que pudiera participar en el rally. Además que tanto Sandy como yo buscábamos darle un toque casero a la imagen, no buscábamos tomas perfectas o cuidadas, pero al mismo tiempo que fuera atractivo visualmente, entonces fue complicado el encontrar el cómo y el qué al momento del registro visual.

¿Cuál es el mejor aprendizaje de esta experiencia? 

Sandra: Que va a haber muchas personas a las que no les va a agradar lo que hiciste ni cómo lo hiciste y está bien. El chiste, al menos para mí, es lograr contar la historia  de tal manera que si al menos una persona conecta con ella lo hiciste bien. Además me dió un punto de referencia para saber qué aspectos puedo y debo mejorar y trabajar en las siguientes producciones.

Alejandro: “Que el hacer cine es una experiencia personal, un registro audiovisual de algo que llama tu atención y ocupa tu mente. Una forma de mostrar a las personas un pedazo de la realidad y que esta misma nunca es poco, que existe poder en las historias de lo cotidiano y que al final debe existir esa pasión y conexión por la historia que cuentas, que al final es a ti mismo a quien debe satisfacer dicho registro fílmico”. 

¿Qué le recomiendan a los y las jóvenes que quieren hacer cine documental?

Sandra: Que se animen a hacerlo, eso es lo más importante. De nada sirve que tengas las ideas o las ganas si no te permites trabajarlas, equivocarte y mostrarlas que es parte importante; la crítica, aunque puede ser incómoda, te ayuda a mejorar y a crecer. 

Ver y estudiar también es importante porque te permite conocer que se ha hecho anteriormente y te ayuda a ir tomando influencias y con la práctica desarrollas tu estilo y te vas encontrando, cinematográficamente hablando.

Alejandro: Que no existe una forma correcta o incorrecta de hacer cine y en el caso del cine documental, llega a ser un viaje emocionante, en donde llegas a conocer de primera mano la historia que estás contando y sobre todo que se debe tratar con dignidad y respeto a los sujetos que te regalan un pedazo de su vida.

El Festival Dulcísimo Ovario se transmitirá del 17 al 19 de septiembre mediante su sitio web en donde se podrán ver todos los cortometrajes participantes. El documental ‘Transitar’ será presentado el sábado 19 de septiembre.

Datos extra:

  • Sandra Muñoz estudió la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Baja California. Ha participado como ponente con Metaficción: Una reflexión del cine desde el cine dentro del Foro de Análisis y Crítica Cinematográfica (FANCI), misma que está próxima a publicarse dentro de un compilado de escritos sobre cine. Y con Haitianos: El habitus y la interculturalidad en Tijuana en el II Encuentro Nacional de Investigadores en Formación AMIC 2019 realizado en UAM-X. Forma parte del colectivo fotográfico Fotógrafas del Norte.
  • Alejandro Aldán es estudiante del último semestre de la Licenciatura Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Baja California, realizó la investigación Alcohólicos Anónimos: la interacción comunicativa como vía para la rehabilitación, con la cual participó como ponente en el 2do Encuentro Nacional de Investigadores en Formación AMIC en la Universidad Autónoma Metropolitana. También fue seleccionado como ponente con su análisis cinematográfico titulado El Palacio: el cine como un vistazo a la humanidad a través del rol de género en el trabajo doméstico, en el IX Foro Internacional de Análisis Cinematográfico FACINE y actualmente colabora con entrevistas culturales para la revista Correspondencias: Cine y Pensamiento y Revista Levadura.

Sobre Christian Sepúlveda (autor de esta nota): diseñador gráfico abierto a aprender nuevas cosas y a tener retos. Amante de todo lo relacionado al cine y superhéroes, además de disfrutar del fútbol. Egresado de la Ingeniería en Diseño Gráfico Digital y admirador de los proyectos de Christopher Nolan y David Fincher.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *