Mitos de la Cheve con el Jefe Cervecero de Cero Infinito

Mitos de la Cheve con el Jefe Cervecero de Cero Infinito

Existen mitos que alejan a muchas personas de la experiencia de tomar una cheve artesanal, por eso nos disponemos a desmentirlos.

Por Enrique Martínez Apodaca

La cerveza siempre ha estado cargada con estigmas, desde su prohibición en los años 20 en EUA, misma que hizo florecer a la industria cervecera mexicana, hasta hoy en día con cosas más simples como “la cerveza se quema si la cambias de temperatura” o “La artesanal es para gente delicada”.

Debido a tantos mitos que hay detrás de la cerveza decidimos platicar con Eden Gomez, Jefe Cervecero de Cero Infinito, sobre algunas de estas casi-leyendas urbanas, para repartir conocimiento sobre la chelita chula y decirle a usted “Atrévete-te-te a probar una cheve-bb”.

Sólo existen dos tipos de cerveza: Clara y oscura

Falso. Existen tres tipos de fermentación: Ale, lager y Lambic. Además de eso, dependen los ingredientes (lúpulos, malta, agua, etc.) que se le agreguen y la proveniencia de ellos. De ahí los diferentes sabores colores y olores que puedes encontrar en una cerveza IPA o Stout.

Sabe mejor de barril

Para el jefe cervecero de Cero Infinito sabe mejor desde barril en frío de corny, debido a que este protege mejor a la cerveza de los rayos UV y del aire, enemigos del buen sabor en la chela.

La cerveza tiene que tomarse fría

Falso, existen tipos de cerveza que no se toman frías, aunque depende también el gusto del consumidor. La cerveza artesanal cuando es cocinada se prueba caliente para tener una prueba más cercana de su sabor real, debido a que el frío adormece el paladar y no permite encontrar correctamente los sabores. Por eso las Coronas son bien frías, pero una Cero Infinito puede calentarse y seguirá exquisita. 

Tengo panza chelera

Cierto, pero “no depende de la cerveza sino de tu alimentación” comentó Eden. La cerveza, la bien hecha, no es un producto tan alto en calorías como se piensa. Pero si se lleva la pisteadera con una mala alimentación obviamente no te va a beneficiar, y claro que todo en exceso es malo.

La cheve artesanal es para paladares finos

“Es cerveza bien hecha, tratamos de hacer llegar un producto de calidad a nuevos paladares” nos comentó el cervecero. Claro que pasarte de tomar cerveza comercial a artesanal es un proceso delicado debido a las fuertes diferencias que te vas a encontrar en sabores y porcentajes de alcohol. Eden recomienda comenzar con lagers, para ir acostumbrando el paladar a sabores más intensos.

Pero para nada es algo “fino” o para unos pocos. La cerveza artesanal tiene un mundo de posibilidades en cuanto a sabores, colores y olores, seguramente puedes encontrar uno que satisfaga esa sed tremenda que da de Domingo a Sábado.

La cheve se quema

Cuando nos referimos a que la cheve se quema, tenemos en la mente ese saborcito medio azorrillado que de repente te da popularmente atribuido a los cambios constantes de temperatura al transportar la cerveza. 

Es falso que el cambio de temperatura afecte el sabor de la cerveza. Sin embargo, este sabor es tan real como mi amor a la cerveza, solo que se da cuando la cerveza tiene contacto con los rayos UV o el aire. Es por eso que entre más oscura la botella mejor. Eso sí, la cerveza se toma en vaso, no en bote ni botella, estos son sólo para transportarla y protegerla.

Después de hablar por media hora con Eden Gomez, sentí una horrible sequedad en la garganta y tuve que ir a la Roma, no a una consulta médica, sino por un seis de Cero Infinito. Efectivamente, en el vaso de vidrio se disfruta mejor. 

Como última recomendación, a todas las personas que aún no le han encontrado el gusto a tomar cerveza artesanal, probablemente su media cerveza esté por ahí buscándoles, solo tienen que atreverse a probar nuevos sabores, les prometo que no se arrepentirán. 

1 Comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *