Pride Month se llena de sangre

Pride Month se llena de sangre

A mis hermanos: traté de sobrevivir y fallé, perdónenme. A mis amistades  la experiencia fue dura y no pude resistirla, perdónenme. Al mundo: fuiste insoportablemente cruel, pero te perdono.

Sarah Hegazy

Por Jacqueline Hernández Hernández

En pleno mes del orgullo la comunidad LGBTTTI+ ha sufrido dos significativas pérdidas: Sarah Hegazi y María Elizabeth Montaño Fernandez, aparecieron sin vida en Canadá el 14 y en México el 18 de junio respectivamente. Cometieron el “crimen” de ser diferentes y por ello las mataron.  

Activista trans mexicana

Los restos de María Elizabeth fueron encontrados el pasado 18 de junio, en la carretera México-Cuernavaca, “sin signos de violencia y con sus pertenencias”, cerca del poblado de Tres Marías en el Estado de Morelos

Montaño había sido reportada como desaparecida por sus familiares el 10 de Junio ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. La última vez que se supo de ella fue dos días antes, al salir de su trabajo en el Centro Médico Nacional en la colonia Doctores de la CDMX.

Tras su desaparición, tanto la comunidad médica, como sus familiares y amigos difundieron una ficha con sus datos personales e iniciaron una búsqueda con el hashtag #TeBuscamosEli. 

Las autoridades iniciaron con el protocolo de transfeminicidio al encontrar su cuerpo sin vida, pero debido a la falta de señales de violencia y los objetos encontrados en la escena (una mochila, un bolso de mano con sus identificaciones, dinero en efectivo, tarjeta bancaria, celular, dos bolsas resellables con diversas pastillas sin etiquetar y dos botellas de agua), podría ser visto como un suicidio. 

Además de la declaración de su familia, donde mencionaban que Elizabeth  había expresando en diversas ocasiones su deseo de terminar con su vida; el caso ahora se investiga como un posible suicidio por ingesta de algún medicamente.

María Elizabeth era una mujer transgénero, jefa de área de Calidad Educativa de la Coordinación de Educación en Salud del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI;  doctora del Instituto Mexicano del Seguro Social, además de activista y defensora de los derechos de las personas trans. 

Como oradora habitual sobre la violencia de género y la discriminación, fue la única mujer latinoamericana que participó en la Conferencia Internacional para la Formación de Médicos Residentes de 2019, celebrada en Canadá; con la ponencia Estrategias para promover la diversidad. 

En abril pasado, la doctora ya tenía programada una nueva capacitación a nivel nacional sobre atención a población trans; la impartiría junto a la investigadora de la UNAM y también activista trans, Siobhan Guerrero, pero esta tuvo que cancelarse por la emergencia sanitaria debido al COVID-19. 

María Elizabeth tenía tanto que dar a la comunidad que la idea de su supuesto suicidio ha dejado consternados a muchos y muchas. Por lo mismo, las redes se han llenado con su nombre y el hashtag #JusticiaParaElizabeth. 

Perseguida en Egipto, exiliada en Canadá 

Unos días antes de la repentina noticia en México, el mundo ya se encontraba conmocionado por Sarah Hegazi.

La activista lesbiana egipcia de 30 años  murió en un aparente suicidio el 14 de junio en su casa en Canadá, donde vivía en exilio desde marzo de 2018 después de haber sido arrestada, encarcelada y torturada durante tres meses en septiembre de 2017.

Su crimen: posar para una fotografía con la bandera de la comunidad LGBTTTI+ en un concierto en Cairo de la banda libanesa Mashrou’ Leila -que tiene como vocalista a un hombre abiertamente gay- ; durante el evento varias personas en solidaridad y apoyo, ondearon la bandera de arcoíris y compartieron diversos mensajes en las redes sociales. 

Nadie creyó que eso los llevaría al infierno que al menos 75 personas sufrieron, entre ellas Sarah y su amigo de 21 años Ahmed Alaa. 

Las autoridades entraron a sus casas en medio de la noche, una semana después del concierto, vendaron sus ojos y los llevaron a ubicaciones desconocidas. 

Estuvieron privados de su libertad durante tres meses junto a más personas que participaron en el evento, en ese tiempo fueron torturados física y psicológicamente. 

Le aplicaban descargas eléctricas para castigarla y la amenazaban con matar a su madre después de matarla a ella. 

Egipto no tiene una ley específica en contra de la homosexualidad, así que el encarcelamiento fue bajo “actos inmorales”, se les acusó de “incitar al libertinaje” y “pertenecer a un grupo ilegal”.

Una vez liberada, Hegazi había perdido su empleo y sufría de un severo síndrome de estrés postraumático, ataques de pánico, ansiedad y depresión, además de daños en su memoria. Tenía miedo de todo, como salir a la calle y volver a ser arrestada. 

Sarah tuvo que tomar una difícil decisión y se exilió en Canadá obligándose a alejarse de su familia y amigos. 

Ahí continuó con su activismo por los derechos de la comunidad LGBTTTI+ y como comunista, pero la falta de mejora en su salud mental la llevó a la muerte. 

Su nombre sigue resonando a través de las redes sociales, donde personas aprovechan para dejar mensajes de apoyo y de resistencia para la lucha de los derechos de la comunidad. 

Incluso Hamed Zane Sinno, cantante de Mashrou’ Leila publicó en sus redes sociales la nueva canción que compuso inspirado por las últimas palabras que Hegazi escribió en su despedida.

“Pasamos la primera parte de nuestras vidas pidiendo aire en nuestras patrias y luego nos vamos a otros países donde nos prometen aire, pero solo descubrimos que nos robaron los pulmones”

Muchos y muchas afirman que ni Sara Hegazi ni Elizabeth Montaño se suicidaron, sino que la sociedad las mató; con su indiferencia, su intolerancia y su enorme falta de empatía. 

Por si no lo sabías:

De acuerdo con datos de la organización Letra Ese:

  • En los últimos cinco años, al menos 441 personas LGBT fueron asesinadas en México. 
  • 2019 se convirtió en el año más violento registrado, con un aumento de los delitos de odio hacia esta población de 27%, siendo las mujeres transgénero o personas transgénero con expresión femenina el principal blanco de los ataques.
  • Durante 2019 se cometieron 64 transfeminicidios, lo que representa casi el 55% del total de homicidios registrados contra población LGBT.
  • Cada tres días se asesina a una persona de la comunidad LGBT en México por motivos relacionados con la orientación sexual, la identidad y la expresión de género. Sin embargo, solo el 10% de las carpetas de investigación en las fiscalías y procuradurías estatales son investigadas como delitos de odio. 

De acuerdo con datos de la  ONG Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales:

  • La Ley egipcia no criminaliza las relaciones entre personas del mismo sexo en Egipto, “en la práctica lo hace”
  • Desde octubre de 2013 hasta marzo de 2017 registraron 232 detenciones de personas por su orientación sexual, acusadas de libertinaje o prostitución. 
  • En lo que va de año se han registrado al menos 17 casos de arrestos por estos motivos.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *