¡Dejarán de asesinarnos!: Exigen alto a violencia patriarcal en periferias

¡Dejarán de asesinarnos!: Exigen alto a violencia patriarcal en periferias

Por Emely Arroyo

Tijuana,  B.C., marzo 8, 2021.- Desde las 13:40 horas, las personas organizadoras de la marcha-manifestación “¡Dejarán de asesinarnos!” se reunieron a las afueras de la Plaza Monarca -por la farmacia Gusher- para comenzar a dialogar sobre los detalles del evento. Se retomaron las recomendaciones de higiene y seguridad, así como la importancia de respetar a todas las personas sin importar la edad, género o la identidad. 

Barrio Periférica, el comité organizador, llevó un carrito de metal para mover distintos artefactos que posibilitaron la planificación. Tenían un botiquín -en caso de emergencias-, una bocina para poner música y enunciar las consignas, volantes, pancartas y una cuerda que se utilizaría para proteger al contingente rumbo a la Macroplaza. 

El objetivo de la convocatoria autoconvocada y apartidista, enunció unx de lxs integrantes de la colectiva, era visibilizar con gran ímpetu las opresiones atravesadas por las mujeres y la diversidad LBT+ a raíz del racismo, el clasismo, el les-bi/transodio y el colonialismo. 

Marcha 8M TIjuana
“¡Dejarán de asesinarnos!”, 8 de marzo de 2021, por Emely Arroyo

LECTURA RECOMENDADA -> “¡Nos tienen miedo!”; el #8M2021 en CDMX

Llega la Caravana feminista

A las 14:20 horas se esperaba la asistencia de más compañeras y de la “Caravana feminista #8M Tijuana 2021” -organizada por el Comité de todas y todes-, una manifestación vehicular que comenzó en el monumento conocido como “Las Tijeras” y recorrió gran parte de la ciudad para consumarse con la lucha en los márgenes.

Tras el ruido que llegaba desde la Vía Rápida Oriente hasta Plaza Monarca, quienes estaban en el punto de reunión contestaron recíprocamente con gritos eufóricos. Lo anterior fue algo así como una bienvenida a sus cómplices, pues en conjunto se apropiaron de las calles y vislumbraron que los derechos humanos deberían garantizarse.

Mientras se aproximaba la multitud, el comité de seguridad repartió decenas de volantes. “¡Alerta! ¡Alerta! Llegó la resistencia prieta”, “¡Migrar es un derecho! ¡Destruye las fronteras! ¡Arriba las que migran! ¡Arriba las que luchan!”, “Muerte al machismo, fuego al racismo, muerte al fascismo, fin al capitalismo”, fueron las consignas que visibilizaron las opresiones y contraatacaron a la monopolización de los discursos feministas.

Marcha 8M TIjuana
“¡Dejarán de asesinarnos!”, 8 de marzo de 2021, por Emely Arroyo

Inicio del recorrido a pie 

Cerca de las 15:20 horas, la compañera Regina enunció por altavoz la división de la marcha. Las madres y la niñez iría al frente; después el grupo de mujeres e identidades no binarias, y hasta atrás estarían los hombres y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH). 

Ante las indicaciones se formalizó el inicio del recorrido por el Boulevar Manuel J. Clouthier abarcando dos de los carriles, logrando en un punto cerrar toda la calle. Este acto colectivo interrumpió la normalidad de dicha zona provocando una agitación incómoda -pero absolutamente necesaria- para los vehículos y transeúntes que solo querían seguir la ruta a su destino.

“Aquí está la resistencia prieta”, “Marcho con mis hijas para no marchar por ellas”, “Prole contra el patriarcado”, “Exijo la separación entre mi útero y el Estado”, “La lucha por el territorio debe ser antipatriarcal”, “Las queremos vivas”, fueron algunos de los carteles que se podían leer en manos de las mujeres y otras identidades.

Marcha 8M TIjuana
Por Emely Arroyo

Arribo a Macroplaza y la apropiación del espacio

Aproximadamente a las 15:40 horas el contingente llegó a un semáforo antes de la Macroplaza y giró hacia la derecha rumbo al Parque Morelos. Con la cuerda y un listón amarillo de precaución, lxs organizadorxs protegieron la zona fomando un círculo amplio donde enunciaron sus sentir-pensares y posicionamientos ante los diversos sistemas opresores.

Una de las integrantes del Comité de todas y todes -organizador de la Caravana feminista- señaló que exigían soluciones interseccionales por la violencia en contra de las mujeres de Baja California. Asimismo, agregó que se exhortaba seguridad en las calles y en los hogares, pues ante la pandemia aumentaron los feminicidios.

Por otro lado, una vocera de Barrio Periférica mencionó que la organización de la manifestación era para invitar a la población a “luchar todos los días desde las posiciones y posibilidades” que cada quien tuviera. Igualmente recalcó que la organización del evento implicó un gran esfuerzo por las desigualdades que atraviesan las personas de las zonas descentralizadas.

Marcha 8M TIjuana
“¡Dejarán de asesinarnos!”, 8 de marzo de 2021, por Emely Arroyo

El papel de las autoridades

A lo largo de la manifestación se identificaron al menos cinco patrullas que se encontraban lejos del contingente. La mayoría de ellas cerraban las calles y controlaban el flujo vehicular. No se reportaron agresiones y tampoco actos de intimidación hacia las manifestantes.

Por su parte, las observadoras de la CEDH compartieron para LINOTIPIA que su función era “documentar la marcha” y asegurarse ”que la actuación de los policías fuera acorde a los protocolos de actuación”. Es decir, ellas podrían intervenir si los actores del Estado cometían alguna violación a los derechos humanos.

Recordemos que las autoridades en la marcha del pasado 28 de septiembre -por la despenalización del aborto- golpearon y detuvieron a varias manifestantes de manera arbitraria. Los abusos se dieron después de que terminó el evento y se dispersaron las asistentes por la Macroplaza. La situación se denunció a nivel nacional pero el gobierno de Baja California nunca se responsabilizó, pese a violar los derechos humanos

Marcha 8M TIjuana
“¡Dejarán de asesinarnos!”, 8 de marzo de 2021, por Emely Arroyo

Emely Arroyo (Autora de la nota): Estudiante de discursos comunes, epistemologías antipatriarcales y psicología. Apasionada por los sentir-pensares y el caos. Me parece chida la teoría pero más necesaria la práctica; viva la organización transformadora.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.