La indiferencia del presidente más humanista y feminista

La indiferencia del presidente más humanista y feminista

Por Alejandra Guerra

En una de las múltiples defensas que el presidente López Obrador ha hecho por el impresentable Félix Salgado Macedonio, declaró que la definición de esa candidatura por la gubernatura corresponde a la gente de Guerrero. El 24 de febrero, durante una visita presidencial en dicha entidad, un grupo de mujeres guerrerenses se manifestaron para expresar su descontento. 

El colectivo “Las Revueltas” -encabezado por Yolitzin Jaimes y otras mujeres- se hizo presente para que no se eluda este tema como se ha hecho hasta ahora: denostando al movimiento feminista, vinculándolo a “los conservadores”, como todo aquello que le incomoda al presidente “más humanista y feminista” de México

Yolitzin Jaimes fue agredida por una simpatizante de Morena, además, a las víctimas de Macedonio e incluso a una de sus abogadas se les ha amenazado anteriormente. Esto las revictimiza y las deja en desprotección ante cualquier daño. Es difícil ser mujer, pero aún más en un país donde se condena la búsqueda de justicia, en lugar de que todos los dedos señalen al verdadero culpable.

Curiosamente, un día después del altercado (25 de febrero), proclamado “Día Naranja”, donde se busca concientizar y prevenir la violencia contra las mujeres y niñas, el presidente López Obrador vuelve a defender a Salgado Macedonio y minimiza las protestas acontecidas.

De qué otra manera se podría justificar un perfil como el de Félix Salgado sino por las estructuras de poder que le han permitido gozar de fuero durante 30 años. El ex-alcade de Acapulco no solo tiene acusaciones de violencia sexual, también se le relaciona con giros negros durante el tiempo que duró su administración. 

En redes sociales se exigió al presidente que rompiera el pacto. No comprendió las demandas de este movimiento, se negó a tomar responsabilidad y culpó a las víctimas por tardar en denunciar legalmente.

Como si no fuera suficientemente traumático pasar por un duelo físico y emocional para forzarse a hacer un proceso legal, burocrático, complicado y re-victimizante. Según él, “son expresiones importadas, copias”; con esto deja en claro que lo que sí es muy nacional es el machismo y él lo representa de la mejor manera, protegiendo y solapando a sus candidatos. 

Según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH 2016) el 88.4 por ciento de las mujeres que han experimentado violencia física o sexual por otro agresor distinto a la pareja no solicitó apoyo ni presentó queja o denuncia a alguna institución. Esto debería ser una señal para ver las fallas en los procesos encargados de hacer justicia y sean una opción segura y confiable para las solicitantes.

Justo cuando había un atisbo de congruencia por parte de la Comisión Nacional de Honor y Justicia de Morena cuando pidió revaluar los perfiles para candidatos a la gubernatura de Guerrero, se desdicen y pasan la bolita a la Comisión Nacional de Elecciones, dejando intactos los Derechos Políticos de Salgado. 

No es de sorprenderse: ni a AMLO, ni a Morena ni a los seguidores de Salgado les indigna que un perfil de esa calaña los encabece y represente. Confirman que para ellos la violencia contra las mujeres sólo será relevante cuando les sea favorable política o electoralmente.

Mientras tanto estamos solas y expuestas a que, en nuestra lucha por vivir libres de violencia, se nos relacione con oportunistas que ven en el feminismo una oportunidad para generar agenda que sirva a sus intereses. 

Hoy es Félix, antes han sido muchos y no dudo que sigan saliendo más. Cada uno de esos casos son olvidados por el Estado, pero para cada una de las víctimas siguen existiendo,  se convierten en la gasolina del motor de su lucha por el cambio.

Sí, el sistema que solapa y premia violadores con candidaturas seguirá existiendo. Pero si algo ha crecido y persistido de manera evidente es la solidaridad entre nosotras, entre ese 51.4 por ciento que han querido silenciar solo para obtener un grito más fuerte. 

El primero de marzo venció el plazo en Guerrero para presentar el registro de la candidatura a la gubernatura. De lo que resulte, quedará claro si MORENA, que pretende el “carro completo” en las próximas elecciones, está a la altura de las consecuencias. 

Llegó el momento de romper la comodidad en la que han vivido los agresores de mujeres gracias a nuestro silencio. Si alguien se tiene que incomodar que sean ellos, no aquellas que viven con miedo de ser abusadas, violadas, desaparecidas o asesinadas en un país donde las cifras nos indican que esto es más común de lo que quisiéramos. 

LECTURA RECOMENDADA -> El sueño americano continúa en lista de espera

Autor: Alejandra Guerra / @alisguerra8 / Con más de 10 años de experiencia en radio y redes, actualmente conductora y editora de noticias en Tijuana, Baja California.

Félix Salgado y Andrés Manuel

2 Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *