Regulación del cannabis en México, ¿Qué implica?

Foto de Aphiwat chuangchoem en Pexels

Regulación del cannabis en México, ¿Qué implica?

La regulación del cannabis se analizó este jueves 19 de noviembre en el Senado de México, a través de un dictamen que propone crear la Ley Federal para la Regulación del Cannabis.

Tras cuatro horas de discusión, con 82 votos a favor, 18 en contra y 7 abstenciones, se aprobó en lo general, la propuesta para la regulación del consumo de la planta en México.

Dentro de la regulación, se propone una transformación del prohibicionismo a un modelo de consumo basado en la salud pública y derechos humanos, a través de la expedición de la Ley Federal para la Regulación del Cannabis.

cultivo de mariguana
Foto de Nick Bondarev en Pexels

En esta legislación se busca permitir la venta y consumo de la planta a mayores de 18 años, informar sobre riesgos de consumo y crear organismos que faciliten su control y permitir la comercialización de productos cannabicos con fines industriales.

La Ley también pretende prohibir su uso en áreas de trabajo, frente a menores y quienes no otorguen su consentimiento.

La propuesta aún debe pasar a discusión a la Cámara de Diputados para su revisión y aprobación antes del 15 de diciembre, antes de que finalice la última legislatura.

LEE MÁS SOBRE EL TEMA -> La criminalización del cannabis: herramienta de segregación racial.

Reculación del cannabis
¿Ilegal o legal?

Criminalización y trabas

Sin embargo, a pesar de haber dado un paso hacia su regulación, la criminalización del consumo de cannabis y las trabas para el autocultivo parecen continuar.

Dentro de esta legislatura, se mantienen las sanciones penales y administrativas relacionadas a la posesión de la planta, además de que se abre paso a las industrias con fines de lucro para incorporar alimentos chatarra con cannabis.

El delito de posesión simple sigue en pie, solamente se aumentó la cantidad de uso personal permitida a 28 gramos, aún son posibles las detenciones por cannabis y una multa de hasta diez mil pesos mientras se compruebe la cantidad permitida. Posesión de más de 28 y menos 200 gramos será delito.

Mariguana en mano
Foto de Lucas Fonseca en Pexels

Sobre el autocultivo o la siembra en casa, se implementaron una serie de requisitos para que tu vivienda “sea apta”. Estos incluyen que las autoridades tengan acceso a realizar “verificaciones” y si no se permite, habrá sanciones o cárcel.

Para las comunidades rurales que cultivan, los requisitos están al mismo nivel que los que se les solicitan a las empresas trasnacionales; costosos equipos para pruebas. Esto pone en desventaja al sector campesino.

Mujer fumando mariguana
Foto de Harrison Haines en Pexels

Opiniones opuestas

Ante el anuncio de la aprobación general, surgieron opiniones opuestas. Algunos partidos conservadores temen que este avance implique un riesgo para la niñez. Por otro lado, los consumidores no están de acuerdo con las restricciones que siguen criminalizándolos. 

Esta legislación propone regulación, pero no implica su despenalización y menos la descriminalización. Poseer, consumir y sembrar seguirán siendo delitos mientras no sean bajo los términos que las autoridades proponen, términos que sólo benefician a la industria lucrativa.

Infomación del Senado

PAN opina:

Opinión en desacuerdo de las restricciones

Diputada votó a favor: 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *