¿Thor: Love and Thunder?¿En serio?

¿Thor: Love and Thunder?¿En serio?

                                            Spoiler alert

La semana pasada se estrenó la cuarta película de Thor dentro del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), con la dirección –por segunda ocasión para este personaje en solitario– de Taika Waititi, galardonado con un Oscar por JoJo Rabbits en 2020.

Thor: Love and Thunder está basada en al menos dos cómics: Thor: God and Thunder, la historia de Gorr, el cazador de dioses; y en Thor: La diosa del trueno, donde muere de cáncer Jane Foster tras apurar la enfermedad por el uso del Mjolnir. Aunque no profundizaré mucho en estas historias, es importante tenerlas en mente.

Como es de costumbre, Taika Waititi llevó la película a una comedia que en lo personal me parece divertida; al ver esta entrega, solté varias carcajadas y en general es una película que disfruté.

Sin embargo, las dos historias que se mezclaron de los cómics a la pantalla grande, dejan mucho que desear justamente por la comedia a la que Waititi nos tiene acostumbrados.

Fotograma del trailer de Thor: Love and Thunder

Por un lado, God and Thunder es una historia oscura, y en la película se refleja perfectamente esto con ciertas escenas de suspenso, pero contrasta mucho con la poca seriedad de los personajes, hay tanta seguridad en Thor, Valkiria y la diosa Thor que no sientes peligro alguno, porque sabes que van a ganar, sabes que Jane va a morir al igual que Gorr.

Además esos trazos cómicos cortan el flujo del suspenso bien trabajado en la oscuridad de Gorr.

Ahora, la historia de la Diosa del Trueno es una historia muy dramática, cuestión que en la película no se percibe, la reconciliación entre ambos Thor es casi instantánea, cuando la diosa Thor llega a la batalla final para ayudar al Thor de Chris Hemsworth, tampoco hay mucho zafarrancho, a pesar de que ambos saben que será el fin para ella y la película tampoco refleja eso al espectador.

Como desperdiciar un gran actor y un gran personaje

Fotograma del trailer de Thor: Love and Thunder

Gorr, un gran villano con una motivación estupenda (matar a los dioses porque vio como abandonaron a su raza y a su hija pequeña), interpretado por un gran actor, Cristian Bale.

Lamentablemente desde el principio todo se arruina, porque en la primera escena vemos un resumen de lo que motivó a Gorr, de cómo consiguió el arma y de qué es lo que tiene que hacer (llegar a eternidad y matar a dioses). 

En esa escena escuchamos la voz de la necro espada persuadiendo a Gorr y a la par vemos en micro secuencias a Eternidad, lo que vuelve previsible lo que continuará en la trama. ¿Por qué no dejar suspenso?

Fotograma del trailer de Thor: Love and Thunder

Además, Gorr en los cómics llegó a ser tan cruel y malevolo que torturó a un dios de la tortura, pero acá vemos como cuando llega a Eternidad, ya sin el poder de la necro espada, llora ante Thor y rápidamente pide que regrese su hija, en vez de vengar su muerte y la de toda su raza, matando a los dioses.

Claro que se puede justificar con que ya no tenía la voz malvada de la necro espada para guiarlo por el mal, pero cómo pudo cambiar de parecer tan rápido y fácil…

A lo que quiero llegar es que sí en la película se habla de orgías y muestras el hermoso trasero de Chris Hemsworth, porqué no pudiste poner un poco de la crueldad de Gorr hacia los dioses, en realidad sólo lo vemos matar a uno.

Fotograma del trailer de Thor: Love and Thunder

Las predicciones predecibles

Ya hablé de cosas que fueron predecibles, pero no son las únicas; desde que se nos presenta a Jane como la diosa del trueno y se nos cuenta cómo terminó con Thor, se nos insinúa que él pensaba en tener un hijx.

Más tarde Korg le dice a Valkiria que Thor sería un gran padre. ¿Y qué creen?, al final no tiene un hijx pero adopta a la hija de Gorr y ahí se resuelve esa subtrama innecesaria.

Fotograma del trailer de Thor: Love and Thunder

Otra cosa predecible, no tanto de la película, sino del futuro de estos personajes, es la segunda escena post créditos, en la que Jane Foster llega al Valhalla.

En La diosa del Trueno, Thor  –con la ayuda de Odín desde el Valhalla– resucita a Jane Foster y ella tiempo después se une a las Valkirias y consigue el poder de viajar entre el mundo de los vivos y el paraíso nordico donde descansan los guerreros.

En la película, antes de ir a buscar ayuda de los dioses, Valkiria le dice a la diosa del trueno “extraño a mis hermanas, tienes que venir porque necesito a una”, con esa frase, la unión que tienen entre ellas en toda la película y la escena post créditos, es claro que dejaron la puerta abierta para regresar a Jane Foster. 

¿Por qué otra razón nos mostrarían el Valhalla hasta la cuarta entrega, cuando ya han muerto decenas de asgardianos en batalla?

Fotograma del trailer de Thor: Love and Thunder

De todos modos me gustó

Sea como sea, me gustó, y me emocionó el final, la adición de Amor, la hija de Gorr, como la nueva compañera de aventuras de Thor me pareció refrescante, sobre todo por la relación entre ambos personajes (que de hecho en la vida real sí son padre e hija).

La escena post créditos donde se nos presenta a Hercules y la futura persecución que hará para vengar a su padre ante Thor, también es algo que me emociona, pues en los cómics el semidios griego se une a Los Vengadores.

Y tengo que admitirlo, también me gustaría ver de regreso a Jane Foster, con los poderes de una Valkiria que se mueve entre mundos o de vuelta como la diosa del trueno.

También lee:

The Boys: la cruda realidad de los superpoderes

Heavy Metal en el Upside Down | Stranger Things 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.