Una mirada en el jardín: Conociendo a Clarice

Una mirada en el jardín: Conociendo a Clarice

Por Andrea Espinoza P. 

En punto de las seis de la tarde del viernes 26 de febrero, fue publicada la charla de presentación del libro  “Clarice Lispector: La mirada en el jardín”. 

Accedí al video posteado en el perfil de Facebook del Centro Cultural Tijuana con una taza de té en la mano. 

Cuando inició la grabación, el logo del programa “Cultura en Casa: Contigo en la Distancia” apareció en la pantalla del computador.

Acto seguido, el periodista Jaime Cháidez -un hombre mayor, con lentes, cabello claro y voz solemne- dió la bienvenida a los espectadores. 

Una imagen del libro ilustró su introducción, seguido de las fotografías de las autoras Daniela Tarazona y Nuria Meléndez.

clarice lispector la mirada en el jardin

La portada verde esmeralda del libro simbolizaba a Clarice. Sencillas líneas doradas enmarcaban una composición de esferas carmín, ojos y recortes de flores, labios e insectos.

Daniela, de unos 40 años, era formal: vestía un saco, tenía el cabello ondulado y castaño, además de los labios pintados. 

Nuria, de la misma edad, era natural: llevaba un suéter bordado de naturaleza y el cabello negro recogido en un moño. 

Ambas se encontraban en la Ciudad de México, conectadas con Tijuana a través de una videollamada. 

Chaidez abrió la charla afirmando que Clarice había ganado relevancia con el pasar de los años.

clarice lispector la mirada en el jardin

Daniela respondió que la autora siempre gozó de una “legión de lectores devotos”. Sin embargo, en los años 90 eran pocos los lugares dónde se podía leer a Lispector. 

Relató también que el libro lo hicieron con una “gran admiración por ella”. Querían interpretar elementos constantes en su obra, además de algunos episodios de su vida.  

El propósito, según Daniela, era “rendir un homenaje en estos 100 años de su nacimiento”, los cuales se cumplen el 27 de febrero de 2021. 

Cháidez preguntó por el inicio de la relación de trabajo entre las autoras. Daniela compartió que conoció a Nuria en Tierra Adentro (programa cultural gubernamental), precisamente en una cobertura especial de Lispector. 

Varios años después de ese encuentro se reunieron para hacer “esa mirada en el jardín”: un trabajo “muy a cuatro manos” donde se leyeron una a la otra. 

clarice lispector la mirada en el jardin

“¿Cómo fue entrar en el mundo de Clarice?”, preguntó Jaime. 

“Algo que las dos disfrutamos mucho es esta conexión de Lispector con el Universo, este lenguaje que tiene ella de mirarse humildemente ante él desde la magia” respondió Nuria. 

Agregó que “La mirada en el jardín” nace de “la intuición de buscar en Clarice no solo su faceta superficial sino una más profunda y reflexiva”.

“Es un libro de la pandemia”, expresó Jaime. Daniela asintió, declarando que el libro se terminó en Mayo de 2020, dando inicio al proceso editorial.

“Trabajamos a distancia” dijo Daniela. Nuria confesó que una de sus compañeras de confinamiento fue la obra de Clarice. 

clarice lispector la mirada en el jardin

“¿Por qué se mantiene el interés por esta escritora?” preguntó Cháidez, sugiriendo que el libro se está convirtiendo en un símbolo femenino. 

“Se debe a sus poderes” respondió Daniela emocionada, afirmando que Clarice Lispector es una autora que creó textos como organismos vivos

“Sigue produciendo revelaciones sobre la condición humana, diciéndole a sus lectores y lectoras cosas que quizá no saben de ellos mismos”, agregó la editora.

“Mezcló la cotidianidad con asuntos místicos de sabiduría, autoconocimiento y elevación del espíritu”, explicó Daniela. “Su fuerza y su potencia la hacen viajar por el tiempo y creo que lo hará mucho tiempo más” afirmó ilusionada.

Daniela se mostró profesional ante la pregunta de Jaime: “¿En qué consiste el libro?”. Aquella contó que su trabajo era un paseo por algunas anécdotas de la biografía de Clarice.

clarice lispector la mirada en el jardin

LECTURA RECOMENDADA -> Homenajean a creadoras mexicanas a través de Stickers

“Se hace una lectura simbólica e interpretativa, herramienta para darle riqueza y fluidez gráfica”, explicó Daniela mostrándose feliz y satisfecha ante el resultado de su obra.

“¿Por qué libro se debería comenzar a leer a Clarice?” cuestionó con interés Cháidez. Daniela recomendó sus cuentos, mencionando que el Fondo de Cultura acaba de publicarlos todos en una antología. 

“La editorial Siruela tiene muchos de sus títulos: ‘La hora de la Estrella’, ‘Aprendizaje o el Libro de los Placeres’ y ‘La pasión según G.H.’” agregó Daniela ante la insistencia de Jaime.

Por último, una sonriente Nuria agradeció la oportunidad de hacer del libro una biografía más allá de lo cronológico. “Lo van a disfrutar mucho, esa parte mística, orgánica y sobretodo salvaje de Clarice”. 

Cháidez dió las gracias por su tiempo y cerró la charla. Mencionó que esperaba encontrar el libro pronto en Tijuana. 

La presentación terminó, y en mí permaneció un deseo de conocer a Clarice, una mujer salvaje de otra época, que aparentemente tiene también el deseo de conocerme, aunque sea a través de un libro o una pantalla. 

2 Comments

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *